Washington.- Con una sola frase, enterrada al final de un memorando oficial, el gobierno de Donald Trump decidió mantener -por ahora- el programa de Acción Diferida para Llegados en la Infancia, DACA, que desde su inicio en 2012 ha protegido a más de 800,000 jóvenes inmigrantes de la deportación.

“El futuro de DACA sigue estando bajo consideración, el presidente ha dicho que es preciso manejar el tema con compasión y corazón. El secretario Kelly reconoce que el congreso es la única entidad que puede legislar una solución a largo plazo para este tema”, agregó el portavoz de DHS.

De hecho, eliminar DACA era una de las promesas que había hecho Trump a sus seguidores, aunque durante su campaña y tras su elección también dio diversas respuestas en las que dejaba ciertas dudas al respecto.
La Opinión reportó la pasada semana que el gobierno de Trump está aprobando nuevas solicitudes y renovaciones de DACA al mismo ritmo del pasado gobierno, pero Angélica Salas de la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes de Los Ángeles (CHIRLA), dijo que hay que tener cuidado con las interpretaciones.

“Este gobierno es impredecible”, dijo Salas. “El presidente a menudo actúa con petulancia y sin sentido. Dicen una cosa un día, y otra cosa otro día. Es nuestra responsabilidad mantenernos vigilantes”.
CHIRLA, agregó, trabajó mucho con “dreamers” en los últimos días del gobierno anterior y en lo que va de año para que “entiendan los riesgos que corren” si piden el programa por primera vez y para que presenten con cuidado sus renovaciones.
DACA protege de la deportación y da permisos de trabajo a jóvenes que vinieron a este país  antes de los 16 años, tenían menos de 31 años de edad el 15 de junio de 2012 y han vivido continuamente en los Estados Unidos desde el 15 de junio de 2007 hasta el presente.
Abogados de grupos pro inmigrantes indicaron que el caso legal contra DAPA y la extensión de DACA quedá “nulo”, pero que la última palabra la tiene el juez federal Hanen, que originalmente dictó la prohibición de aplicar el memorando de 2014.
El caso progresó hasta la Corte Suprema, donde quedó en suspenso porque faltaba un noveno juez para la corte, pero prevaleció la decisión de apelaciones que era contraria a DAPA.

Lo que significa y no significa la decisión
Las organizaciones pro inmigrantes inicialmente aconsejaron presentar renovaciones y no nuevas solicitudes, ya que al pedir DACA un joven indocumentado entrega muchos detalles personales al gobierno. Pero actualmente, indicaron, recomiendan “caso por caso” y exponen los riesgos frente a las ventajas para los individuos y que estos decidan lo que quieren hacer.
DACA de 2012 sigue en pie, pero esta decisión no significa que será permanente, ya que realmente es un programa temporal y renovable individualmente cada dos años, pero no confiere estatus legal duradero.