Rate this post

Washington.- El presidente Donald Trump ordenó la expulsión de 60 diplomáticos rusos y el cierre del consulado de Moscú en Seattle en respuesta al intento de asesinato de un ex agente ruso en el Reino Unido.

“Estados Unidos toma esta acción junto con nuestros aliados y socios de la OTAN en todo el mundo en respuesta al uso de Rusia de un arma química de grado militar en el Reino Unido, el última en su patrón actual de actividades desestabilizadoras en todo el mundo”, indicó un comunicado de la Casa Blanca.

“Las acciones de hoy hacen que Estados Unidos sea más seguro al reducir la capacidad de Rusia para espiar a los estadounidenses y realizar operaciones encubiertas que amenazan la seguridad nacional de Estados Unidos.”

48 de la embajada en Washington

Los funcionarios expulsados incluyen 48 en la embajada rusa en Washington y 12 en la misión rusa en la ONU, que según Estados Unidos son espías, involucrados en “una recolección agresiva aquí en los EE.UU.”

Los espías de la ONU estaban abusando de sus privilegios de residencia bajo el acuerdo de la sede de la ONU, según un comunicado de la embajadora de EE.UU. en la ONU, Nikki Haley.

Los rusos expulsados tienen siete días para abandonar el país.

Alemania debe expulsar a cuatro diplomáticos rusos con antecedentes de agencias de inteligencia, informó Sueddeutsche. Se espera que Francia y otros países de la UE tomen medidas similares.

El ex agente ruso Sergei Skripal y su hija Julia se encuentran en condición crítica tras ser envenenados con gas nervioso a inicios de marzo en la localidad inglesa de Salisbury.