Rate this post

El Gobierno que preside Donald Trump ha anunciado hoy la imposición de aranceles a la importación de aluminio (una tasa del 10%) y acero (25%) de Europa, México y Canadá.

El secretario del Comercio, Wilbur Ross, ha dado así por finalizada la moratoria aprobada en marzo para negociar con estos países, después de que Trump aprobara los citados aranceles contra todas las naciones exportadoras (fundamentalmente, China e India). Tanto la Unión Europea como México han anunciado ya medidas similares en contra de Estados Unidos, haciendo realidad así los temores de una guerra comercial.

México, en concreto, ha avanzado que impondrá aranceles a la importación de cerdo, manzanas, arándanos, queso, acero y otros productos estadounidenses, según un comunicado de la Secretaría de Economía.

“Esto es puro y simple proteccionismo”, ha lamentado por su parte el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker. La Unión Europea ha amenazado con aranceles al jugo de naranja, mantequilla de cacahuete y otros bienes. “Responderemos de una forma inteligente, decisiva y unitaria”, ha indicado este jueves la canciller alemana, Angela Merkel.

“Canadá considera francamente absurdo que podamos ser considerados una amenaza para la seguridad nacional estadounidense”, ha dicho la ministra de Asuntos Exteriores, Chrystia Freeland, antes del anuncio de la imposición de tarifas, respondiendo así a los motivos esgrimidos por Trump en marzo para justificar esta decisión.

El secretario de Comercio había explicado previamente que las negociaciones con la Unión Europea “habían progresado algo” pero no lo suficiente como para ampliar la moratoria. Respecto a México y Canadá, aseguró que la renegociación del Tratado de Libre Comercio “está llevando más tiempo del que esperábamos”.