Rate this post

Donald Trump declaró este miércoles que “adhiere de todo corazón” a la condena expresada por el vicepresidente Mike Pence a los envíos de artefactos explosivos contra Barack Obama, Bill y Hillary Clinton y las oficinas de la cadena CNN.

El presidente tomó el mensaje de Pence y se limitó a unirse al mensaje, a menos de dos semanas de las elecciones de medio término en las que el Partido Republicano podría perder la mayoría legislativa.

Donald J. Trump

@realDonaldTrump

I agree wholeheartedly!

Vice President Mike Pence

@VP

We condemn the attempted attacks against fmr Pres Obama, the Clintons, @CNN & others. These cowardly actions are despicable & have no place in this Country. Grateful for swift response of @SecretService, @FBI & local law enforcement. Those responsible will be brought to justice.

Por su parte, la Casa Blanca condenó en un comunicado los “recientes intentos de ataques violentos al presidente Obama, el presidente Clinton, la secretaria (de Estado) Clinton y otras figuras públicas”.

“Estos actos de terrorismo son despreciables y cualquiera que resulte responsable será procesado conforme a la ley“, dijo la secretaria de prensa Sarah Sanders en un comunicado en que aludió a los remitentes de los paquetes como “estos cobardes“.

Las autoridades todavía no confirmaron si los ataques están coordinados, pero las primeras informaciones apuntan a que los artefactos son similares y todos los objetivos son personalidades demócratas, o críticos del gobierno de Trump, en el caso de CNN. A las amenazas se suman un artefacto sospechoso encontrado en la oficina de la congresista opositora Debbie Wasserman Schultz en Florida y un hecho similar registrado el lunes en el domicilio del magnate George Soros, habitual donante del Partido Demócrata.