Rate this post

Washington – EEUU.- Sin resultados y de manera abrupta terminó el encuentro de este miércoles entre el presidente Donald Trump y los líderes demócratas en el Congreso.

 

La reunión, en la que se negociaba un acuerdo bipartidista para incrementar la inversión en infraestructura, culminó de forma repentina, cuando el primer mandatario decidió retirarse de las conversaciones.

 

Tras su abandono, el jefe de Estado explicó que no está dispuesto a trabajar con sus adversarios políticos si éstos insisten en darle continuidad a las investigaciones, por su aparente colusión con Rusia, durante las elecciones de 2016.

 

Nancy Pelosi, líder de la mayoría demócrata y actual presidente de la Cámara de Representantes, calificó el gesto como algo “muy extraño”. Agregó que oraba por Trump y por Estados Unidos.

 

El último desplante del gobernante podría beneficiarlo ante su electorado de base, pero podría complicarle la agenda presidencial. En el camino hay proyectos de ley, acuerdos comerciales y una nueva propuesta presupuestaria que requerirán del voto a favor del Partido Demócrata, una tolda que, luego de las últimas elecciones, controla la Cámara Baja del Congreso.