Rate this post

Pensilvania – Estados Unidos.- Dos pequeños identificados como Conner y Britney Snyder, de ocho y cuatro años respectivamente, fueron hallados moribundos por su madre en el sótano de la vivienda familiar. Al parecer los pequeños se encontraban colgados por el cuello con un cable plástico y dos sillas del comedor estaban en el sótano.

Los dos hermanos, residentes de Berks County, fueron trasladados por paramédicos al Lehigh Valley Hospital en Cedar Crest,  donde fallecieron posteriormente.

Hasta el momento se desconoce la causa exacta de la muerte, los médicos forenses se encuentran realizándole a los cuerpos exámenes adicionales para determinar la misma, debido a que la autopsia inicial resultó inconclusa.

La Policía Estatal se encuentran investigando el hecho, hasta el momento no existen acusados ni detenidos por la trágica muerte.