Rate this post

El británico Chris Froome (Sky) se vio envuelto, al finalizar la decimoséptima etapa del Tour de Francia 2018 que ganó el colombiano Nairo Quintana, en un incidente con un gendarme que le intentó cortar el paso cuando se dirigía hacía su autobús, al confundirle con un aficionado.

Froome terminó cayéndose al suelo en un pequeño forcejeo con el agente, quien instantes después se dio cuenta de la identidad del corredor británico del Sky.

Tras el incidente, el problema no pasó a mayores al aclararse la confusión, en una etapa en la que dado el reducido espacio con el que contaba la organización en línea de meta obligó a los ciclistas a bajar varios kilómetros en bicicleta hasta sus respectivos autobuses.

Para el corredor británico la etapa con final en el inédito Col du Portet no ha podido tener peor final, ya que a la pérdida de su segundo puesto en la clasificación general a manos del holandés Tom Dumoulin (Sunweb) se ha unido este incidente sin mayores consecuencias.