Rate this post

Un tiroteo en el barrio griego de Toronto, Canadá, dejó dos muertos, incluido el atacante, y 13 heridos, uno de ellos una niña en grave estado. El ataque se produjo a la madrugada, cuando un hombre comenzó a disparar en la calle. Testigos indicaron que se escucharon entre 20 y 30 detonaciones. Según informó la policía de la capital económica de Canadá, aún se desconocen los motivos del incidente.

La víctima que perdió la vida es una mujer joven, indicó el portavoz de la policía, Mark Saunders, en conferencia de prensa, que remarcó que una niña estaba en “estado crítico”. El atacante murió tras un intercambio de disparos con la policía. Sin embargo no quiso precisar si fue abatido o se suicidó. También subrayó que aún era muy pronto para conocer los motivos del ataque.

Los vecinos del barrio contaron que escucharon una serie de disparos seguidos de gritos de personas que salían corriendo. “Hubo muchos disparos, luego una pausa, luego más tiros y de nuevo una pausa. Deben haber habido unos 20 o 30 disparos y nos echamos a correr”, declaró un testigo, John Tulloch, citado por el diario Globe and Mail.

Un video capturado desde lo que pareciera una ventana, muestra a un hombre vestido de negro acercándose a un restaurante y disparando contra el cristal. Otra testigo, Andreas Mantzios, declaró al Global News que el atacante descargó su arma sobre una joven que huía y luego continuó disparándole mientras su cuerpo estaba en el suelo.

El alcalde de Toronto, John Tory, calificó este hecho como una “tragedia” y advirtió que el tiroteo de este domingo es una “evidencia de un problema con las armas” en esta ciudad. “Las armas están fácilmente disponibles para demasiadas personas”, dijo Tory en una conferencia de prensa que ofreció dos horas después del tiroteo.

El primer ministro de la provincia de Ontario, Doug Ford, escribió un tuit en solidaridad con las víctimas: “Mi corazón está con las víctimas y los familiares de este horrible acto de violencia armada en Toronto. Gracias a todos los que respondieron con rapidez y ayudaron a todos los afectados”.

Toronto es la mayor ciudad de Canadá, y sus habitantes están preocupados por la alta cifra de tiroteos que ha sufrido este año, alrededor de 20 de ellos con víctimas fatales, gran parte debido a problemas de pandillas.

En abril, atropelló con su camioneta a peatones, dejando un saldo de 10 muertos y 15 heridos, en uno de los ataques más mortíferos en este país.

Sin embargo, Canadá ha tenido históricamente bajos niveles de violencia armada, sobre todo si se compara con los altos índices en Estados Unidos, su vecino del sur. La semana pasada la policía de Toronto comenzó a implementar un plan para reducir los hechos de violencia que se registran con armas.