Rate this post

BROOKLYN, New York.– Ha sido hasta la segunda semana del juicio en su contra por narcotráfico que Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán rompió su habitual postura de indiferencia y se cruzó de brazos al filo de su asiento para escuchar durante casi tres horas a Jesús Zambada García, hermano de su socio Ismael ‘El Mayo’, el incapturable cofundador del cartel de Sinaloa. Se trató del testimonio más importante que trajo la Fiscalía federal en el comienzo de la presentación de pruebas contra el capo este miércoles.

La detallada descripción que hizo Jesús Zambada sobre las operaciones de contrabando de cocaína desde Colombia, pasando prácticamente por todo el territorio mexicano y hasta llegar a la ciudad de Nueva York, ha sacudido una de las principales estrategias de la defensa basada en que ‘El Chapo’ no era el mandamás de la organización y que las acusaciones obedecen a su “estatus mítico”.

“(‘El Chapo’) es uno de los principales líderes del cartel de Sinaloa, es uno de los narcotraficantes más poderosos de México”, afirmó Zambada, apodado ‘Rey’, vistiendo un uniforme de reo de color azul.

El primer gran testigo que está cooperando con las autoridades en este juicio aseguró en la corte que Guzmán Loera coordinó el trasiego de grandes cargamentos de cocaína gracias a la infraestructura de su empresa criminal, la inversión de otros mafiosos de su grupo, la protección de sus pistoleros, la complicidad de policías corruptos y por tratos que hicieron con grandes carteles colombianos.

A unos metros de distancia, desde una silla que parecía incomodarle, ‘El Chapo’ lo escuchaba atento, haciendo muecas, cruzando los brazos y tomando nota de las declaraciones. ‘Rey’, en cambio, se mecía en su asiento, se tocaba la barbilla y respondía sin demora cada pregunta de una fiscal federal.

– “¿’El Chapo’ y ‘Mayo’ Zambada compartían recursos?”, cuestionó la fiscal.

– “Totalmente”, contestó de inmediato Zambada.

Este capo, de 57 años, fue quien entre 1987 y hasta su captura en 2008 se encargó de las finanzas y las operaciones del cartel en el aeropuerto de la Ciudad de México, así como de tres bodegas en esa zona metropolitana que recibían entre 80 y 100 toneladas de la droga proveniente de Colombia. Llegaba al Caribe mexicano a través de aviones, lanchas rápidas y barcos de carga.

Sobre el trato entre su hermano y Guzmán Loera detalló que era “una relación de trabajo, en una sociedad de transportación de cocaína; una relación de narcotráfico”.

El abogado de ‘El Chapo’, Jeffrey Lichtman, insistió este miércoles que ‘El Mayo’ Zambada ha sido el gran líder del cartel de Sinaloa, pagando la construcción del túnel por el cual escapó aquel en 2015 de una prisión de máxima seguridad en el centro de México, para rescatar a uno de sus subordinados.

"'El Chapo' no controlaba nada": abogado del capo culpa a dos presidentes mexicanos y a 'El Mayo' Zambada

El litigante, no obstante, cambió el tono y el contenido de sus argumentos, evitando señalar después de que la Fiscalía emitió una moción reclamando que no presentó evidencias al afirmar que el gobierno capturó “al azar” a Guzmán Loera y que estaba “desesperado” en enjuiciarlo.

En una nueva presentación ante el jurado, Lichtman ya no mencionó su acusación sin pruebas de que Zambada sobornó al presidente Enrique Peña Nieto y a su antecesor Felipe Calderón pagándoles “cientos de millones de dólares”. También desechó la teoría de que el gobierno mexicano conspiró con el cartel de los hermanos Arellano Félix para matar en 1993 al cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo y culpar a Guzmán Loera, quien era el blanco del ataque.

Anticipando el testimonio de ‘Rey’ Zambada, el abogado advirtió al jurado que “este caso está sostenido por mentiras”, alegando que los narcos y colaboradores que acudirán a la corte durante las próximas semanas solo buscan que el gobierno estadounidense reduzca sus sentencias.

Los detalles de ‘Rey’ Zambada

Estos son algunos de los datos más relevantes que dio a conocer Jesús Zambada en su testimonio:

‘El Mayo’ Zambada y Guzmán Loera hicieron una sociedad en la que se repartían por igual las ganancias producto del tráfico de cocaína.

  • La primera vez que conoció a ‘El Chapo’ fue en 2001, cuando este y su hermano lo ayudaron a que evitara los operativos policiacos tras su fuga del penal de Puente Grande, en el estado de Jalisco. “Le conseguí a mi hermano un lugar para bajar el helicóptero para sacarlo (a Guzmán) de donde estaba, porque las fuerzas militares lo iban a recapturar”, relató ‘Rey’ Zambada.
  • Detalló que el cartel de Sinaloa “tiene como fin controlar el mercado y el precio de los productos (droga)”. La mayoría de la cocaína que recibe la organización delictiva proviene de Colombia; mientras que importa desde Asia las sustancias para elaborar metanfetamina y produce/ cultiva heroína y marihuana en México.
  • El grupo utiliza distintos medios para transportar la droga: aviones, lanchas rápidas, camiones y barcos de carga.
  • La cocaína que llegaba a través del caribe mexicano se transportaba dentro de pipas que contenía gas y que eran de ‘El Mayo’ Zambada. Este método les ayudó a evitar la detección de las autoridades. La mercancía se enviaba a la Ciudad de México, donde la almacenaban en tres bodegas.
  • La droga era escoltada por agentes federales. A los comandantes de la Procuraduría General de México (PGR) que estaban en su nómina les decían ‘yanqui’ y a los de la Policía Federal de Caminos (una agencia que ha desaparecido) les apodaban ‘puma’.
  • En la Ciudad de México, los cargamentos se colocaban en camiones de carga que seguían dos rutas: hacia Ciudad Juárez, en la frontera entre Texas y México; y hacia Sinaloa, desde donde se enviaba a la frontera entre Sonora y Arizona.
  • Entre 1994 y 1995, el cartel escogió un método de “inversión” que les ayudó a minimizar gastos y maximizar ganancias. Se unen, por ejemplo, cinco líderes y sublíderes para comprar un cargamento de 20 toneladas de cocaína. Si la droga lograba llegar a Chicago, el grupo obtenía 240 millones de dólares y esa cifra se elevaba a $390 millones cuando se vendía en Nueva York.
  • En ‘la ciudad de los rascacielos’ las ganancias se elevan porque es más difícil la distribución, pues la policía local “es más activa”, dijo ‘Rey’ Zambada.
  • Su principal proveedor de cocaína hace una década era el colombiano Carlos Ramírez Abadía, alias ‘Chupeta’, quien podría testificar contra ‘El Chapo’.
  • ‘Rey’ Zambada invirtió una vez con Guzmán Loera para comprar cocaína colombiana y alguna vez recibió dinero del capo en su bodega en la Ciudad de México para pagarle a narcos sudamericanos.
  • El cartel recibía varias “marcas” de la droga y para diferenciarla de los productores y su calidad tenía los siguientes apodos: ‘reina’, ‘zafiro’, ‘cóndor’, ‘alacrán’, ‘coca cola’ y ‘corona’.
  • La última vez que habló por teléfono con ‘El Chapo’ este le pidió interceder para detener una sangrienta batalla que sostenía con sus primos, los hermanos Beltrán Leyva. “Me llamaron para que hablara con Arturo Beltrán sobre paz, porque había una guerra entre él y Joaquín Guzmán Loera que formaba una guerra para mi hermano ‘El Mayo’ y para todo el cartel”, contó el capo.