Rate this post

Nueva York – EEUU.  César Sayoc, se declaró este jueves culpable después de haber sido acusado de enviar 16 paquetes bomba, a varias personalidades del mundo político, entre ellas, el expresidente de Estados Unidos Barack Obama.

A través de un comunicado, la Fiscalía del sur de Nueva York se supo que Sayoc, de 57 años, se declaró culpable de 65 cargos de los que se le acusaba, este admitió haber enviado los explosivos con el objetivo de «causar lesiones», razón por la que será «sentenciado pronto a un significante tiempo en prisión». Jed Rakoff, Juez de la Corte Federal de Manhattan, dictará la sentencia de este caso el próximo 12 de septiembre.

El Fiscal Geoffrey S. Berman destacó que afortunadamente, estos hechos no pasaron a mayores, pues ninguna persona resultó herida sin embargo recordó que «sus acciones dejaron a su paso una sensación de miedo y división». «César Sayoc hizo cundir el terror durante cinco días en todo el país en octubre de 2018, enviando paquetes explosivos a altos funcionarios y exlíderes políticos a través del correo.

Para el director adjunto del cuerpo de seguridad FBI, William Sweeney, los «crímenes de Sayoc tenían la intención de provocar el miedo a sus víctimas y la incertidumbre en el público en general».

El acusado en plena corte aseguró sentirse arrepentido de haber cometido estos actos terroristas,  «Lo siento, de verdad». La corte de Nueva York ya iniciaba los preparativos del juicio, después de haberse declarado inocente de los cargos que se le imputaban, en noviembre de 2018, sin embargo el rumbo del caso cambió cuatro meses después, que el acusado asumiera su culpabilidad ante los hechos.

Entre los 65 delitos de los que se le acusa están, el uso de un arma de destrucción masiva,  por lo que podría recibir cadena perpetua, traslado de explosivos entre diferentes estados, por lo que podrían darle 20 años de cárcel y la violación al uso indiscriminado del correo, que podrían sumarle 10 años más.

Sayoc envío paquetes bomba a, Hillary Clinton, al exdirector de la CIA John Brennan, al del Servicio Nacional de Inteligencia James Clapper, al magnate George Soros y al actor Robert De Niro. También envió los explosivos al exvicepresidente Joe Biden; el exfiscal general Eric Holder; los congresistas Maxine Waters, Cory Booker, Kamala Harris y Debbie Wasserman, Thomas Steyer.

Ninguno de los explosivos estalló ni causó daños físicos a los destinatarios, sin embargo sembraron terror en la nación. Las autoridades estadounidenses detuvieron  a Sayoc en Florida, el pasado octubre.