Rate this post

Una horrible pesadilla fue la que vivieron los padres orgullosos de un graduado de las fuerzas armadas de EEUU cuando se dirigían a su graduación.

 La pareja de inmigrantes llegaba el pasado 21 de febrero a la base militar de Fort Leonar Wood en Missouri para el día más esperado en la carrera de su hijo, su graduación.

 Sin embargo a la hora de pasar por las garitas de seguridad para entrar a la ceremonia los militares les pidieron sus identificaciones. Pero al darse cuenta que la pareja era indocumentada terminaron por entregarlos a ICE.

 La pareja asegura que fueron víctimas del racismo de los agentes de la base militar, la cual terminó dejando al padre de la familia, un obrero hispano, arrestado y en proceso de deportación.

Todo el récord fue chequeado

 “Nos checaron todo el récord y no dijeron que no podíamos entrar (a la graduación) porque no éramos ciudadanos estadounidenses”.

 El padre indocumentado dice que los militares les hicieron firmar unos documentos para luego informarles que ICE se dirigía a la base militar para oficializar sus arrestos.

 El hombre permaneció tras las rejas por cerca de 50 días en una cárcel de inmigración de ICE en Kansas hasta este dos de abril cuando fue liberado bajo una costosa fianza en espera de su audiencia final de deportación.