Rate this post

Londres – Inglaterra.- La tensión típica que se vive horas antes de una cumbre de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), ya ha comenzado a sentirse en Londres, donde este martes se realizará el encuentro. Y no podía ser otro que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien encendiera la tensión en el encuentro; el mandatario aprovechó la antesala a la cumbre para calificar de “insultantes” las críticas de su par francés, Emmanuel Macron, hacia la alianza.

Trump recordó que Macron en el mes de noviembre afirmó que la OTAN estaba en “estado de muerte cerebral” y esta misma semana asumió “totalmente” dicha frase.

“Pienso que fue muy insultante (…) una declaración muy, muy desagradable para los otros 28 países. Es una declaración desagradable”, dijo Trump durante un encuentro con secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg.

Trump, quien hoy califica las críticas de Macron, tiempo atrás calificó a la OTAN de “obsoleta”.

“Es una declaración muy dura, cuando se tiene una situación difícil en Francia, no le va nada bien desde el punto de vista económico. Nadie necesita más a la OTAN que Francia”, agregó el presidente de Estados Unidos.

Trump y Macron se reunirán en privado el miércoles, a pocas horas de la crítica del estadounidense al francés y de que EE.UU amenazara a Francia con imponer aranceles de hasta 100% a bienes franceses por 2,400 millones de dólares como represalia a un tasa a los servicios digitales que considera discriminatoria hacia sus empresas.

Trump efectúa su viaje a Londres en medio de disputas por el gasto que los aliados de la OTAN destinan a defensa y una preocupación generalizada por el compromiso del mandatario con la alianza.

A juicio del presidente su viaje enfocará en la “defensa del pueblo estadounidense”.

“Desde que asumí el cargo, el número de aliados de la OTAN que cumplieron con sus obligaciones financieras se ha más que duplicado y el gasto ha aumentado en 130,000 millones de dólares”, presumió.

Según la Alianza, Estados Unidos, Bulgaria, Grecia, el Reino Unido, Rumanía, Polonia y los tres países bálticos podrán lograr ese objetivo en 2019. Washington estima que 18 de los 29 países miembros lo harán en 2024.