Rate this post

Tegucigalpa.- Una juez hondureña suspendió  de manera provisional del cargo a cinco diputados, acusados por malversación de caudales públicos y abuso de autoridad, y les dictó medidas sustitutivas a la prisión, informó una fuente judicial.

La magistrada Alma Consuelo Guzmán ordenó que los diputados Héctor Enrique Padilla, Audelia Rodríguez, Augusto Cruz, Dennis Sánchez y Eliasar Juárez deben presentarse periódicamente a firmar un libro de control y estar bajo el cuidado de su apoderado legal, según un comunicado del poder Judicial.

Además, no podrán salir del país, no pueden cambiar de domicilio, tienen prohibido presentarse al Congreso Nacional y a la sede de la Organización No Gubernamental (ONG) Asociación Nacional de Productores e Industriales de Barrios y Colonias de Honduras y no comunicarse con altos funcionarios del poder Ejecutivo y Legislativo, añade la resolución.

Fondos para la ONG

Los diputados solicitaron fondos al poder Ejecutivo que eran entregados a la ONG, la cual los enviaba a los políticos acusados, según una investigación conjunta realizada sobre este hecho por la Unidad Fiscal Especial contra la Impunidad de la Corrupción del Ministerio Público y la Misión de Apoyo Contra la Corrupción (MACCIH) de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Los políticos recibieron 15 cheques desde la cuenta de la ONG, la cual recibió varias transferencias desde la Secretaría de Finanzas en diciembre de 2015, según la denuncia del Ministerio Público y la Maccih, que se instaló en Honduras en abril de 2016.

Los diputados de la red “se valieron de una ONG que recibía fondos para proyectos sociales de la Secretaría de Finanzas y del Congreso Nacional (Parlamento) para estos fines”, según la información conjunta del Ministerio Público y la Maccih.