Rate this post

Atlanta – Estados Unidos.-  La exestrella de la NBA, Shaquille O’Neal, mostró su lado más solidario y donó una casa a un adolescente, de 12 años, que quedó paralítico luego de ser baleando durante un tiroteo en un juego de fútbol americano en Atlanta.

«Es triste (…) Podría haber sido cualquiera de nosotros. Podría haber sido mi hijo”, expresó el legendario exjugador de Los Ángeles Lakers a WXIA-TV.

La familia de Isaiah Payton, que componen su hermano y su madre, Allison Woods, vivía en un pequeño apartamento de una habitación.

La donación de O’Neal les permitirá vivir en “una casa en una zona agradable», según palabras del propio miembro del Salón de la Fama, quien ayudará a amueblar la casa y se comprometió a pagar el alquiler del próximo año.

Directivos de Papa John’s y autoridades de Atlanta también colaboran con la familia de Isaiah.

Allison Woods dijo que para cuidar a su hijo debía dejar el trabajo, lo que traería dificultades financieras para mantener a la familia.

Isaiah Payton recibió un tiro en la espalda en agosto durante un tiroteo al término de un partido entre escuelas secundarias. Otro joven resultó con heridas menores.

Un menor de 15 años fue detenido el pasado miércoles por su presunta relación con el tiroteo.