Rate this post

Barcelona – España. – Esta semana la cantante colombiana Shakira y su esposo, el futbolista Gerard Piqué, descargaron toda la adrenalina generada durante varios meses. La pareja fue vista durante el fin de semana en una de las montañas rusas más impactantes del mundo Red Force, ubicada en PortAventura.

La atracción acelera de 0 a 180 km/h en solo 5 segundos y alcanza una altura de 112 metros. Tan fuerte es Red Force que los que viajan en primera fila deben ponerse unas gafas protectoras.

La publicación en el parque PortAventura, generó una fuerte controversia entre los seguidores del futbolista y del FC Barcelona. Sobre todo después de la derrota del sábado frente al Levante (3-1).

No son pocos los que en el entorno azulgrana consideran que en los últimos tiempos Piquéanda más pendiente de sus negocios que del Barça. Viajes a Nueva York, promociones de la Copa Davis, la presidencia del Andorra, problemas con la Guardia Urbana durante algunas salidas nocturnas.

Algunos de los seguidores del Barca recurren a Shakira, quien desde hace tiempo se siente perseguida por la justicia en España y cuenta los días para abandonar la ciudad condal.

“Shakira, vete de Barcelona”, comentan. “Y llévate contigo a Piqué”, añaden.