Rate this post

Miami, Fl.- Yoselyn Ortega, una niñera de Nueva York que mató a dos niños pequeños que tenía a su cargo, podría pasar el resto de su vida en prisión por el asesinato de Lucía y Leo Krim en 2012. La sentencia se dará a conocer hoy lunes.

Ortega fue condenada a mediados de abril por el asesinato de dos niños a los que estaba cuidando como nanny en octubre de 2012 en Nueva York. La mujer, de 55 años y origen dominicano, se enfrenta a una posible condena de cadena perpetua.

En el juicio, el abogado de la niñera argumentó que Ortega estaba mentalmente enferma y que no podía ser considerada responsable de la muerte de los dos niños. Lucía tenía seis años y su hermano Leo 2 años.

Su abogada nunca discutió que hubiera acuchillado hasta la muerte a Lucia Krim, de seis años, y Leo Krim, de dos, pero mantuvo que la mujer sufría una enfermedad mental sin diagnosticar que justo empeoró en los momentos previos al ataque. “[La enfermedad mental] no se anuncia como un tos mala o una cojera”, aseguró la abogada, Valerie Van Leer-Greenberg.

Sin embargo, los fiscales sostienen que Ortega sabía perfectamente lo que estaba haciendo y entendió “cada puñalada, cada golpe” mientras mataba a los niños.

La madre de los niños los encontró en un baño. El testimonio de los padres hizo que los miembros del jurado lloraran durante el juicio, un juicio cargado de emotividad.