Rate this post

Washington – EEUU.  Kirstjen Nielsen, quien es todavía la secretaria de Seguridad Nacional de EE.UU,  anunció este martes que su «número dos», Claire Grady, también renuncia a su cargo, por lo que ambas abandonarán sus puestos hoy miércoles.

«Grady ha ofrecido al presidente su renuncia, efectiva mañana. Durante los últimos dos años, Claire ha servido con excelencia y distinción. Ha sido un activo invaluable para el Departamento de Seguridad Nacional (DHS), una fuerza constate y una voz bien informada», expresó Nielsen en su cuenta de Twitter.

Nielsen, quien fue imagen de la fuerte política migratoria y fronteriza de la Administración del presidente Estados Unidos Donald Trump, anunció su renuncia tras enfrentar diferencias sobre su gestión, con el mandatario nacional.

Trump tras anunciar la salida de Nielsen, agregó que a partir de hoy Kevin McAleenan, actual jefe de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) ocupará el puesto de Nielsen de forma interina, excluyendo de insofacto a a Grady, quien debía, en teoría, ser la sucesora al puesto.

A pesar de las fuertes medidas tomadas por Nielsen, ésta también se convirtió en blanco de severas críticas por parte de Trump al no lograr detener la ola migratoria en la frontera sur, que en marzo alcanzó cifras récord en los últimos 10 años.