Rate this post

Luisa Fernanda Montero, Para La Red Hispana /

Para José Leonardo Lemus Rajo, Estados Unidos no fue el país de los sueños. José Leonardo Lemus Rajo no tuvo oportunidad. Murió en un Centro de Detención de El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos –ICE-.

¿Y? Nada. No pasa nada. Lemus era solo un inmigrante indocumentado más, uno de los tantos que alimentan los 637 centros de detención de ICE en este país de inmigrantes, donde solo en el 2016 han muerto 5 inmigrantes en custodia.

Lemus era salvadoreño, tenía 23 años y estaba en custodia cuando murió en el Centro Médico Regional Kendall de Miami, según reportó ICE en un comunicado fechado el 2 de mayo. El mismo comunicado informa que se presume que murió por complicaciones derivadas de la abstinencia de alcohol. Así que Lemus además de ser indocumentado, estaba enfermo; era alcohólico. Fue trasladado del Centro de Detención Krome al hospital el 26 de abril, y allí murió dos días después, el 28 aproximadamente a las 7:15 de la noche.

Según la agencia, se siguieron todos los protocolos desde el mismo momento en que pasó a estar bajo su custodia el 25 de abril. Los exámenes médicos habrían revelado síntomas de su condición, lo que hizo que fuera “inmediatamente tratado”.

Pero ¿quién era Lemus Rajo? No es muy difícil de deducir. Son miles los jóvenes que como él sucumben al desarraigo, a la violencia, al alcohol. Son miles los hijos de la pobreza y el subdesarrollo que no encuentran el camino, ni aquí, ni allá. Son miles las familias hispanas fracturadas, divididas, separadas par a siempre y eso tiene consecuencias.

De acuerdo con el American Immigration Council por más de una década el ICE ha sido objeto de críticas por la deficiencia de los servicios médicos que ofrece en sus centros de detención. El caso de Lemus es solo uno más. De acuerdo con los records de la propia agencia desde 2003, 159 personas han muerto bajo su custodia. ¿Recibieron estas personas atención médica oportuna y adecuada? ¿Habrían podido salvarse? ¿Estaban condenadas de antemano por la ineficiencia del sistema?