Rate this post

Miami.- Timothy Maher, juez de la Seguridad Social de Miami, se suicidó ayer con un disparo tras atrincherarse en un domicilio por más de diez horas y mantener como rehenes a tres personas, informó la Policía de Miami-Dade.

El suceso comenzó la noche del jueves, cuando la policía local recibió llamadas de auxilio provenientes de la casa, ubicada en el suroeste del Condado Miami-Dade, lo que motivó una fuerte presencial policial y equipos especializados SWAT en el área.

Al cabo de diez horas de infructuosas negociaciones de la policía con Maher, se escuchó un disparo al interior de la vivienda e inmediatamente los tres rehenes, un hombre y una mujer de 49 años, y una adolescente de 13, huyeron hacia el exterior.

Cuando los agentes ingresaron en el domicilio, encontraron el cuerpo sin vida de Maher producto de un disparo con arma de fuego auto infligido.

Aunque las autoridades no han confirmado las identidades ni el vínculo de los rehenes con el juez, el diario Miami Herald señaló que se trata del hermano de su esposa, la mujer de éste y la hija de la pareja.

La muerte del juez ocurre una semana después de que fuera arrestado, y luego liberado con el pago de una fianza de $13 mil dólares, tras una disputa doméstica con la madre de su hijo, de cuatro años de edad. Durante el pleito llegó a apuntar a la mujer con un rifle.

El juez de 51 años trabajó los últimos años revisando casos de discapacidad en la oficina del centro de Miami de la Administración de la Seguridad Social, de donde no había sido despedido, de acuerdo a medios locales.