Rate this post

Contrario a lo que muchos pensarían, ser una persona pesimista podría traer ventajas para sí mismo, aclaramos que no siempre al resto de las personas que rodean a los pesimistas les agrada esta actitud.

La negatividad de los pesimistas tiene qué ver con los resultados que se esperan, de acuerdo con la ciencia de la personalidad, es lo que estás esperando que suceda en un futuro.

¿Cómo es ser pesimista defensivo?

Una investigación dice que el “pesimista defensivo” aprovecha esta actitud como una forma de alcanzar objetivos. Agregan expertos que es un tipo de estrategia que usan las personas para controlar la ansiedad.

Este tipo de personas establecen bajas expectativas para los resultados futuros de una situación.

El estudio pidió que realizaran determinadas actividades a los participantes, mientras éstos estaban de buen humor. Posteriormente les pidieron desarrollar las mismas, pero cuando estaban de mal humor. El resultado fue mejor en el segundo caso. De acuerdo con la investigación, sucedió eso porque aprovechan su estado de ánimo negativo para motivarse y lograr un mejor desempeño.

La investigación dice que el pesimista, en comparación con el optimista, no se desilusiona ante un resultado negativo, pues “ya lo esperaba”.

En conclusión: los pesimistas defensivos usan su actitud para motivarse a tomar medidas activas, sentirse preparados y controlar la situación.

No estamos diciendo que debas de ser así todo el tiempo, pero sí saber manejar esa actitud para un beneficio particular.