Rate this post

El gobernador del Banco de México, Alejandro Díaz de León, ha reconocido que un “ciberataque” contra varias entidades financieras ha permitido robar hasta 20 millones de dólares. Según esta institución, ninguna cuenta de clientes se ha visto afectada por este asalto, que tuvo por objetivo los fondos de los propios bancos.

De acuerdo con Díaz de León, los piratas informáticos duplicaron pagos realizados entre bancos, de forma que el dinero acabara además en sus propias cuentas.

Como medida de seguridad, el Banco de México ha determinado que, a partir de ahora y hasta que lo considere necesario, los bancos tendrán que esperar un día antes de entregar en efectivo o cheque las transferencias superiores a 2.500 dólares.

“Viene un día complicado, con muchas más operaciones de las que se realizan diario. Muchos de los clientes verán retrasos en sus depósitos”, ha asegurado en una entrevista el presidente de la Asociación de Bancos de México, Marcos Martínez.