Rate this post

CHARLOTTE — Ron Rivera, entrenador en jefe de los Carolina Panthers, está preocupado con el trabajo de los oficiales ya que considera que dos jugadas pudieron cambiar el resultado del domingo ante los New Orleans Saints en la Ronda de Comodines.

“Creo que necesitan ayuda”, dijo Rivera el lunes. “Antes que nada, hay muchos huecos en las reglas. Existen muchos espacios grises. Les encargamos y les pedimos que hagan muchas cosas. Las jugadas ocurren en una fracción de segundo y están intentando tomar decisiones en tiempo real.

“Considero que debemos sumar otro oficial y la ubicación idónea sería atrás de los apoyadores. Deben ponerle protección, pero es sólo mi opinión. Están intentando hacer algo que es muy complicado. Es un juego de emociones. Sé que a mi me pasa y también sé que están haciendo las cosas lo mejor posible”.

La primera jugada por la que se molestó fue cuando al profundo Mike Adams le acreditaron una intercepción en cuarta oportunidad pero el ovoide finalmente salió por las laterales, otorgándoles la posesión en la yarda 31 con 1:51 por jugar.

No tuvo control

Rivera argumenta que Adams no tuvo control y que el ovoide debía quedar en la yarda 47, donde inició la jugada. Hasta donde fue informado, no hubo revisión de la misma, lo que él pensaba que ocurría de forma automática en los últimos dos minutos.

“Todo lo que sé es, creo que fue con el juez de la lateral, que le dije ‘Hey, deben revisar eso porque me dijeron que dejó caer el balón'”, comentó Rivera. “Sólo respondió, ‘ya veremos’ y dijo algo al micrófono pero no tengo idea qué fue, pero sí se lo mencioné y no me dieron ninguna explicación”.

La siguiente jugada llegó 35 segundos después cuando el mariscal de campo Cam Newton fue penalizado con un pase ilegalmente lanzado. Ambos argumentaron que era legal porque había salido de la bolsa de protección cuando se deshizo del ovoide.

Les dieron 15 yardas y le quitaron 10 segundos al reloj.

“Creo que ya había superado al tackle derecho cuando lanzó el pase”, comentó Rivera. “Además, alguien lo estaba golpeando cuando estaba buscando a [Devin] Funchess en la zona de anotación”.

“Hay una manera de resolverlo y creo que podemos ayudarlos”, agregó sobre los oficiales. “Debemos eliminar las áreas grises y debe ser una prioridad en la temporada baja”.