Rate this post

El camión de refrescos iba rumbo a Tamaulipas, atravesando el estado de Tabasco en la carretera entre la ciudad de Cárdenas y Agua Dulce, Veracruz. Pero elementos de la Policía Federal Preventiva (PFP) lo detuvieron en el kilometro 82, cerca del poblado de San Miguel. Lo que encontraron dentro fueron decenas de migrantes en condiciones inhumanas.

17 menores de edad

Eran 68, entre ellos 17 menores de edad, provenientes de Guatemala, El Salvador y Honduras, amontonadas en un espacio destinado a mercancías para un largo viaje a través todo lo largo de México. No llevaban comida ni agua.

De acuerdo con las autoridades municipales el conductor y copiloto fueron detenidos y puestos a disposición de un juez. Deberán responder a cargos de tráfico de personas.