Ciudad de Guatemala.- El enojo de la mayoría de los legisladores fue porque el pago del bono 14 no se efectuó con base al salario mensual de Q29 mil 150, que incluye el pago de dietas y gastos de representación.
Hoy se conoció que varios jefes de bancadas buscaban citar a Castellanos para cuestionarlo sobre el pago del bono.

El Congreso de la República pagó a los 158 diputados su bono 14, que este año fue calculado sobre su salario mensual de Q9 mil 550 por haber sido electos. El gasto fue de Q1.5 millones.
El enfado de los diputados surge porque en junio buscaron aprobar un acuerdo con base en la Ley Orgánica del Congreso y en la Constitución para presionar a la Junta Directiva autorizar el pago del bono 14 y aguinaldo sobre su ingreso total y no sobre la base de su salario. Sin embargo, tuvieron que dar marcha atrás por el rechazo de la población.

En junio pasado el constitucionalista Édgar Balsells explico que pagarles a los diputados el bono y aguinaldo sobre el salario total viola el derecho de igualdad establecido en el artículo 4 de la Constitución.

Balsells consideró que se debe  revisar la Ley de Servicio Civil y otras  relacionadas, porque solo de esa manera se podrá resolver la confusión.
Cada año Guatemala gasta US$7 millones 651 mil 811.60 —Q56 millones 121 mil 600— en sueldos para los diputados, que lo convierte en el país centroamericano que más dinero dispone para ese rubro.