Rate this post

MADRID, España – Mateo Kovacic jugará en el Chelsea la siguiente temporada.

El mediocampista croata llega a los Blues cedido por un año y no existe opción de compra para el cuadro londinense, por lo que Kovacic deberá regresar una vez que concluya su contrato.

Mateo fue fichado por el Real Madrid en el verano de 2015, procedente del Inter de Milán, al que le pagaron 31 millones de euros por el jugador.

Tras concretarse la salida de Kovacic, el conjunto merengue enfoca sus esfuerzos en mejorar el contrato de otro croata. Se trata de Luka Modric, quien es pretendido por el cuadro rossonero de la Serie A italiana.