Rate this post

Miami – EEUU.- Lorenzo se convirtió, este miércoles, en el quinto huracán de la temporada 2019. El fenómeno, que se encuentra sobre el Atlántico tropical, posee ráfagas de viento de 205 km/h, que lo convierten en un ciclón de categoría 3, en la escala Saffir-Simpson.

 

Aunque el Centro Nacional de Huracanes (NHC, por sus siglas en inglés), con sede en Estados Unidos, ha dicho que su potencia podría incrementarse, Lorenzo no representa un riesgo, pues se ubica en medio del océano, a casi dos mil kilómetros de distancia de las islas de Cabo Verde.

 

La peligrosidad de Lorenzo es casi la misma que representa la tormenta tropical Karen. Luego de haber dejado lluvias intensas tanto en Puerto Rico, como en las Islas Vírgenes estadounidenses, la perturbación se localiza a más de 700 kilómetros al sur de las Bermudas.

 

La tormenta presenta vientos máximos sostenidos de 65 km/h y se mueve a una velocidad de 24 km/h. Se espera que el viernes vire del noreste al este y que, luego, haga un giro en el sentido de las manecillas del reloj, hacia el suroeste.

 

De momento, el NHC no prevé que Karen amenace territorio alguno.