Rate this post

El presidente ruso, Vladímir Putin, aseguró este martes que si Estados Unidos desarrolla misiles de medio y corto alcance, Rusia también lo hará, después de que Washington anunciara su decisión de abandonar el primer tratado de desarme nuclear de la Guerra Fría, INF, suscrito en 1987.

“Ahora se ve que nuestros socios estadounidenses consideran que la situación ha cambiado tanto que EEUU también debe disponer de esas armas. ¿Cuál será nuestra respuesta? Simple: nosotros también lo haremos“, dijo Putin a la prensa local.

Al mismo tiempo, Putin insistió en que el Kremlin se opone a la salida de Washington del tratado, aunque no aludió al ultimátum que el secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, le puso el martes a Moscú para que deje de violar el INF, con 60 días de plazo antes de levantar de forma definitiva el acuerdo.

Los presidentes Donald Trump, de EEUU, y Vladimimr Putin, de Rusia, durante la conferencia de prensa tras su cumbre en Helsinki (REUTERS/Kevin Lamarque/File Photo)

Los presidentes Donald Trump, de EEUU, y Vladimimr Putin, de Rusia, durante la conferencia de prensa tras su cumbre en Helsinki

Por su parte, el portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, declaró a los periodistas que “se distorsionaron los hechos para camuflar el verdadero objetivo del retiro estadounidense de ese tratado“, sin dar más precisiones.

El tratado INF volvió de nuevo a la actualidad en octubre, cuando el presidente estadounidense, Donald Trump, anunció que Estados Unidos iba a “poner fin al acuerdo” y desarrollar otra vez armas nucleares.

Este lunes Trump, asiduo a los cambios de opinión, mostró sin embargo su voluntad de trabajar con Rusia y China para acabar con la “incontrolable” carrera armamentística.

La amenazas de Washington no impidieron no obstante que jefe del Estado Mayor del ejercito ruso, el general Vasili Guerasimov, asegurara que Moscú iba a aumentar su arsenal nuclear.

“Uno de los factores más destructivos que complican las relaciones internacionales son las maniobras de Estados Unidos para intentar mantener su papel dominante en los asuntos internacionales”, declaró el general en un comunicado del ejército ruso.