Rate this post

«Los Bleus se acabaron», declaró el defensa Laurent Koscielny, que sufrió una grave lesión en el tendón de Aquiles derecho en la semifinal de la Liga Europa contra el Atlético de Madrid, lo que le hizo perderse el final de la campaña y el Mundial de Rusia, donde Francia se proclamó campeona.

El zaguero nacido en Tulle admitió en una entrevista en Canal + que la victoria de la selección gala en el Mundial le causó un «daño psicológico superior que la lesión», y reconoció que por momentos quería que perdiera.

 Quería que se clasificaran, pero al mismo tiempo quería que perdieran

«Pienso que la victoria (en el Mundial) me ha hecho mucho más daño psicológicamente que mi lesión. La Copa del Mundo quedará como una etapa negra de mi carrera y de mi vida», señaló en una entrevista en la que lloró al recordar lo que ha vivido en los últimos meses.

Su lesión contra el Atlético en la Europa League lo dejó sin Mundial

Su lesión contra el Atlético en la Europa League lo dejó sin Mundial

«Me sentí muy feliz por ellos, pero también disgustado. No puedes sentirte campeón del mundo, como podrían ser los 60 millones de franceses. Es una sensación extraña. Durante el torneo quería que se clasificaran, pero al mismo tiempo quería que perdieran», reconoció entre lágrimas.

«La lesión fue difícil de aceptar. El resultado fue aún más, porque ganaron la Copa del Mundo. Tengo un lado egoísta y me digo a mí mismo que podría haber sido parte de la aventura y ganar la Copa con ellos. Y lo tendré en mi cabeza hasta el final de mi vida. Es complicado lesionarse a un mes del Mundial, nadie será capaz de ponerse en mi lugar… «, afirmó el actual defensor del Arsenal, quien espera recuperarse lo más rápido posible para volver a las canchas.

Francia obtuvo su segunda estrella en Rusia

Francia obtuvo su segunda estrella en Rusia

Koscielny también indicó que el técnico de la selección, Didier Deschamps, no le apoyó todo lo que hubiera deseado tras la lesión y que solamente se comunicó con él una vez en septiembre por su cumpleaños, aunque admitió que otra gente también le ha decepcionado en estos meses.

«Cuando estás bien tienes muchos amigos, cuando estás lesionado, después de un cierto tiempo ya se han olvidado de ti», apuntó el jugador «Gunner».

«Pienso que he dado lo que he podido al equipo de Francia. Pero tengo 33 años ahora. Jugué dos Eurocopas, un Mundial… Mi lesión nada ha cambiado, los Bleus se acabaron. Después seré siempre un hincha de la selección, pero es seguro que no volveré a vestir la camiseta», concluyó el francés quien abandonó la selección gala con un historial de 51 partidos y un gol.