Rate this post

Charlotte, NC.- Un movimiento conservador está organizando una protesta nacional en contra lo que los partidarios llaman ‘Educación sexual radical, gráfica, financiada por los contribuyentes’.

En Charlotte, los manifestantes se reunirán el 23 de abril para reclamar por la guía de educación sexual y el Programa de Bienvenida a las Escuelas (Welcoming Schools Program), que las instituciones educativas de Charlotte-Mecklenburg usan para ayudar con la aceptación de estudiantes LGBTQ (Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales).

NC Values Coalition, indicó que ha recibido llamadas telefónicas de padres, maestros y consejeros en las escuelas de Charlotte-Mecklenburg “diciendo ‘Por favor ayúdenos, no podemos creer lo que están enseñando a nuestros hijos en la escuela “

Los organizadores están instando a los padres a que mantengan a sus hijos en casa y envíen una carta a la administración escolar explicando por qué sus hijos están ausentes. En el sitio web ‘Sexedsitout.com’ se encuentra una carta pre-diseñada dice entre otras cosas: “La educación sexual pornográfica y el plan de estudios contra la intimidación se están implementando en todo el mundo, en un intento de adoctrinar a nuestros niños con ‘derechos sexuales’”.

En el Centro de Gobierno

La protesta del 23 de abril se realizará en el Centro de Gobierno de Charlotte-Mecklenburg de 5 PM. a 6 PM. Los manifestantes también protestará en contra del plan de estudios contra la ‘Intimidación como destinado a adoctrinar a niños de apenas cinco años sobre homosexualidad, transgénero y todas las demás conductas LGBT’

Los padres exigen saber por qué a sus hijos se les enseña a tener relaciones sexuales anales y orales, masturbarse unos a otros y cuestionar su género.

Caryl Ayala, ex maestra de una escuela pública, dijo: “Nos estamos uniendo con padres de todo el mundo para exigir que se respeten nuestros derechos como padres con respecto a la enseñanza de la sexualidad y la orientación sexual’. Desde entonces se ha convertido en un movimiento global con protestas planificadas en los Estados Unidos, Canadá y Australia. Por: Gustavo Cruz