Ciudad de México.- “Los niños tienen pene. Las niñas tienen vulva. Que no te engañen. Si naces hombre, eres hombre. Si eres mujer, seguirás siéndolo”. Con la promoción de lemas similares a este, como sucedió hace unos meses en España. el pasado 14 de junio  comenzó a circular en la Ciudad de México el polémico #BusDeLaLibertad, que busca enviar mensajes contra la “ideología de género”, y que, de acuerdo con diversos defensores de derechos humanos, promueve la discriminación y la homofobia.

Se trata de una iniciativa de la organización internacional CitizenGo, con apoyo de la Asociación Defiendo a mi Familia y el Consejo Mexicano de la Familia, quienes buscan replicar la campaña que realizó hace unos meses en España la plataforma ultracatólica Hazte Oír.

Al igual que en España, esta campaña ha levantado gran polémica en México debido a los mensajes, que incluyen lemas como “¡Dejen a los niños en paz! #Conmishijosnosemetan”, y sus intenciones de circular cerca de lugares emblemáticos como la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) y la residencia oficial de Los Pinos.

Interponen la primera queja contra el polémico autobús

La activista y defensora de los derechos humanos, Hilda Téllez, interpuso una queja ante el Consejo para Prevenir y Erradicar la Discriminación (Copred), en la que pide que se suspenda su circulación si es que lleva mensajes que promueven el odio, la violencia, la discriminación y la exclusión.

En entrevista con Univision Noticias, Téllez dijo que lo que la motivó a llevar su queja a instancias legales fue uno de los promocionales del Bus de la Libertad que vio en redes sociales que decía: “Es perverso decirles a los niños que desde los 10 años pueden tener sexo con adultos y abortar… ¡Sin el reconocimiento de sus padres!”.

“Lo que yo solicito al Copred es que se suspenda su circulación si los mensajes promueven el odio, la violencia, la discriminación y la exclusión, en términos de lo que establece el artículo 5 de la Ley para Prevenir y Eliminar la Discriminación en la Ciudad de México. Con esta queja no se pretende poner un obstáculo al ejercicio de la libertad de expresión, pero en la ley dice cuando se incita a la violencia o se se haga apología de la discriminación, sí pueden proceder”, señaló.

Téllez alertó que el autobús, durante su estancia por países como España, Colombia o Perú, ha sido blanco de rechazo debido a los mensajes que promueve.

“Cuando circuló en Madrid, la gente impedía el paso o le aventaban objetos, pero yo decidí hacerlo a través de las acciones legales. Platiqué con otros colegas activistas y decidimos interponer la queja. Ahorita está en la etapa de la investigación”, señaló.

Como defensora de derechos humanos, Téllez ha detectado que desde el año pasado, tras la presentación de la iniciativa que anunció el presidente Peña Nieto, en la que reconoce el matrimonio gay en todo el país, grupos conservadores han empezado a promover ciertos mensajes e información con el fin de confundir a población.

Defensores del bus alegan “el derecho de educar a sus hijos”

Sin embargo, en un comunicado publicado por el Consejo Mexicano de la Familia, explicaron que el Autobús de la Libertad aboga por “el derecho primario de los padres a educar a sus hijos conforme a sus convicciones morales y religiosas”.