Rate this post

Locutora, periodista, docente y madre: una mujer a todo terreno. Viviana Vila trabajó siempre de sol a sol para conseguir sus propósitos, y sobre todo para ser respetada, no sólo por sus conocimientos y su talento, sino por la “simple” y tan buscada: igualdad de género.

Luego de un durísimo año laboral (fue despedida de Continental por teléfono como tantos otros compañeros que sufrieron los primeros ataques del gobierno asumido en 2015) y de un golpe personal tan fuerte como fue la pérdida de su papá, “Vivi” llegó a donde soñó mucho tiempo: Vivi será para primera mujer en comentar un Mundial.

“No me doy cuenta de la magnitud de la frase hasta que alguien la pronuncia, soy re contra inconsciente”, se sincera ante escuchar que será la primera en 21 mundiales en hacerlo: “siempre fui inconsciente en mi vida con las decisiones que he tomado, le pongo el cuerpo y trabajo de sol a sol pero jamás de un día de mi vida renuncié a mis banderas ni me aparté del camino y nunca tuve como objetivo el estrellato ni la fama”, continúa.

En Estados Unidos, el revuelo que generó su noticia, fue impresionante, incluso, para los movimientos de mujeres de Brasil, que han querido hablar con ella para saber qué sentía: “me siento realmente muy excedida con todo esto”, cuenta Vila.

Desde Rusia, habló en exclusiva con Opinión, sobre el orden, el silencio y la limpieza con la que el país más grande del mundo recibe a los visitantes, y además contó: “mi equipo de trabajo de Telemundo, desde los directivos hasta los compañeros, los que trabajan en la técnica, los productores, el staff con jugadores, ex jugadores de todas partes de América es muy fuerte, es muy grande”. Asimismo, mencionó: “yo me vengo a sumar a un trabajo de gente que ya viene trabajando en Telemundo, más otros que como yo, fuimos contratados especialmente y solamente para el Mundial”.

Viviana no comenzó ayer en esto. Viviana trabajó al lado de Víctor Hugo Morales en Continental también haciendo historia y siendo la primera mujer en Argentina en comentar fútbol en radio, y luego su cara comenzó a conocer en televisión abierta, cuando también fue la primera mujer en comentar en TV: “a Víctor Hugo le debo mucho, en el sentido que fue la primera persona que reparó en mi trabajo y fue la persona que se le ocurrió que yo comente un partido de fútbol y fue siempre un caballero que no sólo me respetó sino que escuchó mi opinión, escuchó lo que yo decía y jamás ninguneó mi trabajo ni me miró de costado, lo que sí me ocurre con muchos todo el tiempo”.

“Cuando entré en la tele el maltrato fue muy grande y lo mejor que me pasó fue jamás engancharme, jamás contestar, jamás ser parte del show, porque yo no soy así”, recordó Viviana sobre los malos momentos que le tocó atravesar por ser mujer y ser la que enfrente al machismo que tan claro está en el deporte, particularmente: “me tuve que controlar, la pasé muy mal, pero lo mejor que me pasó es que cuando bajó esa ola, qué bueno que no sólo no me enganché sino que toda esa gente está en un sitio en el que yo no quiero estar”, determinó.

Con respecto a esta convocatoria por parte de Telemundo, dijo: “me llamó un señor al que no conozco, hace tres meses, me dijo que había visto algunas cosas que yo había hecho en internet, que le habían llamado la atención, que le habían gustado mi forma de comentar, mi forma de decir, mi expresión, cómo yo leía el juego, estas fueron las palabras, pero que no sabía nada más de mí que eso, y que había pedido algunas referencias y me dijo cosas muy lindas que habían dicho de mí pero que no sabía más que eso, me invitó a Miami, al canal para comentar un partido allí, ellos hacen la Premier Legue allí y comenté el Chelsea con el Manchester City y a la semana me llega un mail diciendo que tenían los derechos del Mundial y que querían que sea parte de los talentos (ellos le llaman talentos) que van a ir al Mundial”.

Con nombres contundentes

Vila, forma parte de un staff conformado por nombres contundentes como los de Juan Pablo Sorín, Diego Forlán, Jesús “Chucho” Ramirez, Rolando Fonseca, Juan Pablo Ángel, Teófilo “Nene” Cubillas: “me tratan como si fuesen amigos de toda la vida, estoy muy feliz por ello, no me hacen para nada sentir el rigor del sexo”, expresa.

“Lamento mucho que en la tv argentina no haya una mujer que comente, no lo digo por mí que perdí un trabajo, sino porque los empresarios de la Argentina no fueron capaces de contratar a otra”, se entristece al mencionar la ausencia de esta posibilidad en su país, tanto para ella como para otra de sus colegas de profesión y de género.

Viviana dejó en La Plata, a cuidado de su abuela, a Valentino, que tiene 14 años y fue clave para que se suba al avión que la lleve a “su” Mundial: “Valentino fue el que me ayudó a decidirme”, cuenta: “cuando me llegó el mail de Telemundo para invitarme a venir a Rusia, yo no contesté que sí enseguida aunque parezca mentira, lo miré a Valentino y le pregunté ‘¿qué hago con esto?’ y me dijo ‘mirá mami, vos te lo merecés más que nadie, trabajás sin parar, no le pediste nada a nadie, te lo merecés absolutamente, pero la pasaste muy mal también en este país y la pasaste muy mal en tu ciudad, con lo cual yo voy a estar muy feliz que vos vayas porque te lo merecés, pero si vas a disfrutar, si vas a volver a sufrir no vayas a ningún lado’ y eso me decidió y acá estoy”, concluye.