Rate this post

El presidente de Guatemala, Jimmy Morales, ordenó una investigación interna en su oficina de seguridad tras la revelación de gastos de lujo que habría pagados con fondos públicos, informó este lunes el vocero presidencial, Heinz Hiemann.

“El presidente instruyó al señor secretario (de seguridad presidencial) realizar una investigación, una auditoría interna para determinar la calidad del gasto y que sea conforme a la política de transparencia”, dijo Hiemann a periodistas.

La semana antepasada, el rotativo Nuestro Diario publicó que la Secretaría de Asuntos Administrativos de la Presidencia (SAAS), encargada de la seguridad presidencial, adquirió más de 8.000 artículos personales para el gobernante durante 2017 por unos 42.000 dólares, en un país con 60% de pobreza.

Entre las compras se incluyen lentes de marca, licores, masajes y flores.

La Contraloría General pide reintegros

La Contraloría General de Cuentas ordenó al jefe de la SAAS, Orlando Ramírez, que reintegrara inicialmente 26.600 dólares, pero el monto puede ser superior debido a que continúa la auditoría.

Aunque Morales ordenó la investigación interna, el martes pasado defendió que los lujosos gastos personales sean pagados con fondos del erario público y no de su bolsillo. “¿Por qué es que yo tengo que pagar (los artículos de lujo) de mi salario?”, preguntó Morales ante cuestionamientos de periodistas.

“Derivado de lo que sea presentado sobre este caso y de las evaluaciones que sean realizadas por parte de la Contraloría, se estarán realizando las medidas correctivas pertinentes si fuera el caso”, agregó el portavoz de Morales.

Las acciones que generan críticas

El pasado mes de septiembre, el presidente se vio obligado a reintegrar unos 60.000 dólares producto de un “bono extraordinario” agregado por el ejército adicional a su salario.

La revelación de esa bonificación generó una ola de críticas a Morales, uno de los presidentes mejor pagados en Latinoamérica, con 19.300 dólares al mes.

En este contexto, el viernes la policía detuvo al exministro de Defensa Williams Mansilla por haber autorizado y recibido dicho bono.

La justicia rechazó un pedido de quitar la inmunidad a Morales para investigarlo por el bono, pero la fiscalía se mantiene a la espera de que se resuelva una apelación a esa negativa.