5 (100%) 1 vote

Washington – EE.UU.-  Asombro ha causado parte de las declaraciones ofrecidas por el Presidente de Estados Unidos Donald Trump, durante su discurso del Estado de la Unión, en referencia al tema migratorio.

Sin libreto el mandatario manifestó su deseo de que las personas “venga a nuestro país en las cantidades más elevadas de la historia, pero tienen que hacerlo legalmente”.

Esto podría suponer un giro de 180 grados a las políticas y postura que, hasta antes de ese anuncio, había asumido Trump en relación a la migración.

El argumento principal fueron los logros económicos obtenidos por su gobierno, atribuidos en parte a la llegada legal de inmigrantes.

En el pasado políticas restrictivas a la inmigración legal habían sido propuestas por el mandatario estadounidense, como las que limitarían la capacidad de los inmigrantes para patrocinar a familiares para que quisieran viajar a Estados Unidos.

El Instituto Cato, estimó que el plan de inmigración que Trump ha propuesto reduciría el número de inmigrantes legales hasta un 44%, el recorte más grande a la inmigración legal desde la década de 1920.

La Casa Blanca aún no ha explicado cómo se reflejará este nuevo enfoque sobre el tema migratorio, no obstante, durante una reunión sostenida el pasado miércoles con reporteros, el mandatario estadounidense afirmó que la frase si representa un cambio de políticas.