Rate this post

KRASNODAR, Rusia.- Saltaron las alarmas en el cuartel general de la Selección española en Rusia. Gerard Piqué abandonó el entrenamiento matinal en la ciudad deportiva del FC Krasnodar, tras una acción en solitario en la que se quejó de la rodilla izquierda.

En el partido de entrenamiento con el que la selección española preparaba el debut del próximo viernes en el Mundial de Rusia, Piqué pisó mal en una acción en el centro del campo y sintió unas molestias que le impidieron continuar.

Se llevó la mano a la rodilla izquierda y golpeó un balón para probarse antes de emprender camino hacia la residencia tras abandonar la sesión de entrenamiento. También se retiró antes de tiempo David Silva sin aparentes molestias.

La Roja debuta el próximo viernes en la cita mundialista enfrentándose a Portugal en el que, presumiblemente, será el partido más duro del Grupo B y que, a priori, puede determinar cuál de ambos termine en primer y segundo lugar, dado que ambos son los máximos favoritos de un grupo que comparten con Irán y Marruecos.