Rate this post

Santiago – Chile.- El presidente Sebastián Piñera reconoció que “hubo uso excesivo de la fuerza” para contener las protestas que desde hace un mes sacuden al país y aseguró que “no habrá impunidad”.

En una conferencia desde la Casa de La Moneda, Piñera expresó su “solidaridad y condolencias con las víctimas de esta violencia, con los que sufrieron lesiones, y muy especialmente, con los familiares de aquellos que perdieron su vida”.

Las protestas en Chile, que comenzaron hace un mes, han dejado 23 muertos, fuertes enfrentamientos entre manifestantes y fuerzas del orden público, así como daños al patrimonio público que se calculan en 4.500 millones de dólares.

Al menos 217 personas han sufrido heridas en los ojos a causa de impactos de perdigones.

“En algunos casos no se respetaron los protocolos, hubo uso excesivo de la fuerza, se cometieron abusos o delitos y no se respetaron los derechos de todos”, reconoció Piñera.

“No habrá impunidad y nuestro Gobierno hará todos los esfuerzos para asistir a las víctimas en su recuperación y para que la Fiscalía y la Justicia cumplan su misión de investigar y hacer justicia”, afirmó el mandatario.

En su discurso el presidente se refirió al plebiscito programado para abrirl que definirá el futuro de la Constitución de 1980.

“Si la ciudadanía así lo decide, avanzaremos hacia una Constitución, la primera elaborada en plena democracia y aceptada y respetada por todos”, dijo Piñera.

El mandatario sostiene que la Constitución “será el gran marco que dé unidad, legitimidad y estabilidad a nuestra democracia y convivencia ciudadana”.