Rate this post

Una pareja ha sido acusada de encerrar a cuatro menores dentro de celdas improvisadas, aseguradas con maderas y tornillos, sin ventanas, iluminación ni cañerías en una casa de Farmington, Missouri. Las autoridades localizaron este martes a los menores que se encontraban en condiciones “deplorables”.

Daryl Justen Head, de 38 años, y Laura Cheatham, de 38, han sido detenidos y están acusados cada uno de cargos por secuestro y de poner en peligro el bienestar de los niños según informa informa la cadena KMOV.

Todo empezó cuando la policía respondió el pasado martes una llamada de la Línea de Abuso Infantil de Missouri. Alguien telefoneó para denunciar que algo estaba pasando dentro de casa de Farmington. Head se resistió a que los agentes entraron en la casa. Una vez dentro vieron a Cheatham desatornillando las maderas que cubrían la entradas a las “celdas”. Después, los niños salieron de estos cubículos, cuenta la policía.

El sheriff del condado de St. Francois, Daniel Bullock, apuntó que los niños, de entre seis y 12 años, podían haber estados encerrados en estas “celdas” durante semanas. No tenían acceso a agua ni tenían retrete, la casa donde los localizaron apestaba a orina. “He visto cosas bastante desagradables, pero nada tan deplorable”, ha dicho el sheriff.

Según las autoridades, los cuatro niños, tres niñas y un niño, habían sido adoptados por Cheatham y su esposo del que se había separado. La madre ahora vivía con otro hombre, Head. Dos de los cuatro niños tienen parentesco entre ellos.

Se ha establecido una fianza de 500,000 dólares por cada cargo. Los fiscales no descartan más cargos. Los niños han pasado a custodia del Gobierno.