Rate this post

A   finales de noviembre comenzarán a operar los puestos fronterizos integrados entre Guatemala, Honduras y El Salvador, con lo cual cobrará vigencia el régimen de libre tránsito de mercaderías entre estos países, anunció Luz Estrella Rodríguez, ministra de Economía de El Salvador.

La funcionaria, quien formó parte de la comitiva que depositó ayer el instrumento de adhesión de ese país a la Unión Aduanera entre Guatemala y Honduras, en la sede del Sistema de la Integración Centroamericana (Sica), dijo que los presidentes de las tres naciones se reunirán el lunes para establecer las acciones y estrategias que se desarrollarán para facilitar el comercio.

“El inicio de operaciones se hará en una frontera remodelada, que será El Poy, donde el Gobierno invertirá US $1 millón (Q7.4 millones), para que se tengan todos los carriles de facilitación comercial, sanitaria y migratoria”, puntualizó la ministra.

Ronda de negociación

Julio Dougherty, viceministro de Integración y Comercio Exterior, resaltó que con la incorporación de El Salvador a la UA se tendrán 12 aduanas periféricas y nueve puestos fronterizos integrados, lo cual incrementará el Producto Interno Bruto (US $126 mil 933 millones) y comercio intrarregional (US $6 mil 208 millones) del Triángulo Norte.

Asimismo, Rodríguez afirmó que los equipos técnicos se reunirán el 17 de septiembre para llevar a cabo una nueva ronda de negociaciones, cuyo fin será suscribir acuerdos trinacionales en diferentes materias.

Agregó que el 70 % de los productos que salen de su nación pasará libremente por los otros territorios con la Factura y Declaración Única Centroamericana (Fyduca), que estará lista para usarse a principios de noviembre.

En ese sentido, Melvin Redondo, titular de la Secretaría de Integración Económica Centroamericana, indicó que el cruce de mercancías entre Guatemala y Honduras se redujo de 6 horas a 15 minutos con el uso de la Fyduca.

A julio, estas naciones reportaron el uso de 21 mil 823 Fyducas, por un valor de US $160 millones.