Rate this post

Miami, Fl.- Cansados de ver como su hijo de 30 años no acaba de despegar del nido familiar,Christina y Mark Rotondo, vecinos Syracuse (Nueva York) han demandado a su hijo, pero en la disputa se han encontrado con varios escollos en el camino y habrá que esperar para ver cómo logran que su hijo salga de casa y por fin emprenda una nueva vida, sobre todo por sus propios medios.

Desde principios de año, los padres de Michael, que pronto cumplirá 31 años, le han escrito varias cartas de puño y letra a su vástago, además de que le han ofrecido ayuda económica para que se anime a dar el paso a la vida adulta de una vez por todas, pero ni con esas. Tras esas misivas y la negativa del hombre a salir de la casa de sus padres, en donde, por cierto, ni paga renta ni ayuda con los quehaceres del hogar, sus progenitores no han visto otra salida que la de demandar a su hijo Michael, informa MSN.

“Tras una conversación con tu madre, hemos decidido que debes abandonar la casa inmediatamente”, dijeron los padres en una carta presentada en la corte. “Tienes 14 días para salir. No se te permitirá volver. Tomaremos las acciones que sean necesarias para que se cumpla esta decisión”, apuntaron en dicha misiva fechada el dos de febrero de 2018.

Cartas a su hijo

Unos días más tarde, el 13 de febrero, la madre le escribió otra carta y le dio otros 30 días adicionales para abandonar la casa. “Hasta ahora has sido nuestro invitado y no existe un contrato de arrendamiento o acuerdo que te otorgue ningún derecho a permanecer aquí sin nuestro consentimiento”. Ni por esas, Michael no se ha movido y parece que mantiene su terca actitud.

El 18 de febrero llegó otra misiva, y esta vez con una oferta de 1.100 dólares sobre la mesa para ayudarle a despegar del nido materno. Además, en la nota había varias recomendaciones de cómo tenía que organizar sus enseres: aquellos que quisiera llevarse o vender pues “a partir de ahora necesitarás dinero”. “Hay trabajos disponibles, incluso para gente con poco historial laboral como el tuyo. Búscate uno, necesitas trabajar”.

Ante la negativa que han encontrado una y otra vez, Christina y Mark han decidido cortar por lo sano y demandar a su hijo. Ante la noticia, Michael ha dicho que no se le comunicó con la suficiente antelación, a pesar de que fueron varias las misivas que recibió de sus padres desde principios de 2018. Incluso, y tal y como figura en los documentos de la corte, Michael sostiene que los esfuerzos de sus padres no son más que una represalia.

La familia volverá a verse la cara en los tribunales a finales de mayo. Parece que Michael habría pedido al tribunal que desestime la petición de sus padres. La petición ha sido cursada ante la Corte Suprema del condado de Onondaga, la única vía legal para poder desalojar de la vivienda a un miembro de la familia. Es la única instancia que les queda a Christina y Mark, ahora habrá que esperar a ver que decide el alto tribunal. Mientras tanto parece que Michael sigue viviendo en casa de sus padres ¿por cuánto tiempo?.