Rate this post

Washington – Estados Unidos.- La pasada semana se había conocido que el Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) se encontraba manejando la posibilidad de incrementar el precio de los trámites para los inmigrantes en Estados Unidos. Hace pocas horas, la propuesta fue anuncia oficialmente por UCSIS.

Organizaciones en defensa de los inmigrantes se encuentran instando a los solicitantes de cualquier trámite migratorio a iniciar sus procesos lo antes posible, debido a que la suba de costos alcanzará el 83%  en las solicitudes de naturalización y el 79% en las solicitudes de residencia legal permanente , por ejemplo.  La propuesta de aumento de tarifas también incluye otros trámites migratorios como las solicitudes de asilo, el Estatus de Protección Temporal (TPS) y el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA).

La tarifa de solicitud de ciudadanía pasaría de los $640 dólares actuales a $1,170 y el precio de la residencia legal se incrementará de $1,220 dólares a $2,195.

El aumento ha sido justificado por USCIS indicando que “las tarifas actuales no cubren los costes totales que suponen los servicios de adjudicación y naturalización”.

“Es un ataque selectivo y descarado, especialmente contra aquellos que son pobres y vulnerables. Hace una criba económica que expulsa a los inmigrantes del lugar que les corresponde en nuestras comunidades y en Estados Unidos”, resaltó Angélica Salas,  directora ejecutiva de la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes (CHIRLA, por sus siglas en inglés) sobre la propuesta de la Administración Trump.

La propuesta anunciada estará hasta el 16 de diciembre en un periodo de comentarios públicos. USCIS tiene la obligación de tener en cuenta dichos comentarios antes de que se apruebe la nueva ley.