Rate this post

El arquero mexicano Guillermo Ochoa cada vez parece estar más cerca del Napoli de Italia, incluso, algunos medios de aquel país señalan que el valor del seleccionado nacional azteca es de 3.5 millones de dólares, cifra que para los equipos mexicanos suena muy solvente, ya que en el pasado se han desembolsado cifras superiores por otros guardametas en la Liga Bancomer.

Por ejemplo, el cancerbero más costoso del país es Agustín Marchesín, de acuerdo a Transfermarkt, tiene un valor de 4.09 millones de dólares. En 2017 el América desembolsó siete millones de dólares por sus servicios, cinco en efectivo más los jugadores Ventura Alvarado y Oswaldo Martínez.

Otra directiva que podría pagar más de tres millones es Cruz Azul. A pesar de que Jesús Corona tiene un valor actual de 1.8 millones de dólares, en 2009 el portero internacional se convirtió en un movimiento mediático, pues La Máquina dio 4 millones de dólares.

Detrás de Marche está su compatriota, Nahuel Guzmán, quien cuesta 3.5 mdd. Los Tigres dieron por su carta 3 millones, pero en el terreno de juego el seleccionado internacional ha rendido cuentas y se convirtió en una pieza clave en los éxitos de la institución, provocando que aumente su costo.

Otro arquero que estuvo ‘cerca’ de llegar al valor colocado a Ochoa es Jonathan Orozco. El ahora elemento de Santos llegó proveniente de Monterrey a cambio de 2.9 millones de dólares.

Uno más que podría alcanzar un valor cercano o superior a la cifra es Rodolfo Cota, quien pertenece a Pachuca, pero en el pasado estuvo a préstamo con Chivas y actualmente con León. Su carta está cotizada, de acuerdo al portal especializado, en 3.7 millones, pero a Chivas llegaron a pedirle cinco millones por el arquero.