Rate this post

Madrid , España – La  “amiga entrañable” de Juan Carlos de Borbón, la consultora alemana Corinna zu Sayn-Wittgenstein, afirmó que siendo rey la usó “como testaferro” para ocultar patrimonio y propiedades en el extranjero.

También afirmó que el padre del actual monarca Felipe VI contaba con cuentas oscuras en Suiza, pero que, en ese caso, el testaferro era su primo Álvaro Oreláns de Borbón.

La información se conoció a través de revelaciones exclusivas de Okdiario y El Español, éste último dirigido por el ex titular del diario El Mundo, Pedro J. Ramírez. La Casa Real no ha ofrecido comentarios al respecto.

En ambos casos, los medios remiten a grabaciones de 2015 en las que la ex “amiga íntima” de Juan Carlos revela esos supuestos acuerdos.

Las grabaciones cayeron en poder de un personaje oscuro de la vida española, el ex comisario de policía José Manuel Villarejo, preso sin fianza en estos momentos por varios casos de corrupción.

Corinna es la mujer a la que la Casa Real llamó “amiga entrañable” del ex rey y de cuya existencia se supo a la fuerza, cuando él fue sorprendido cazando elefantes en África, en plena crisis económica española. La aristócrata alemana lo acompañaba en ese momento y, a partir de allí, trascendieron datos de su relación.

Según las grabaciones, Juan Carlos posee cuentas ocultas en Suiza, a nombre de su primo, Álvaro Orleáns de Borbón, y con fondos de esas cuentas “se pagan vuelos privados” que parten del aeropuerto militar de Torrejón de Ardoz, en Madrid, con destino a Los Ángeles. “Parten de allí porque allí no tienen controles”, añadió.

En otro momento de la conversación, Corinna aseguró tener miedo por las “amenazas” que recibe del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), del gobierno español.

Juan Carlos, de 80 años, abdicó a favor de su hijo Felipe VI en junio de 2014, salpicado por una serie de escándalos, incluyendo su relación extra marital con la aristócrata alemana.

El otro gran escándalo fue el fraude al Estado por el que fue investigada su hija Cristina y encarcelado su esposo, Iñaki Urdangarín.

Durante el juicio se ventiló que Urdangarín aprovechó su cercanía con la Casa Real para beneficio propio. En ese momento se cuestionó hasta qué punto otros miembros de la familia real estaban al tanto.