Rate this post

La Federación Internacional de Fútbol Asociados (FIFA) reveló que a partir del mes de julio de 2020 entraría en vigor una norma que obligará a todos los representantes de futbolistas, incluso familiares de los jugadores, a someterse obligatoriamente a exámenes periódicos, cumplan normas específicas y realicen cursos de actualización.

Esto obligaría a la esposa y representante de Mauro Icardi, Wanda Nara, a que se alinee a estos nuevos parámetros, pues el proyecto de ley establece que también los familiares de los jugadores tendrán que cumplir con ciertos requisitos.

Otro punto que propone la iniciativa de ley es que a partir de la sesión de mercado de traspasos del 2020 se deben transparentar los salarios de todos los agentes en el mundo del fútbol, pues al momento se desconocen los salarios y las comisiones que reciben cada vez que cierran un traspaso o sus representados firman un nuevo contrato.

La FIFA ha colaborado en los últimos meses con la Asociación Europea de Agentes del Fútbol (EFAApara presentar el proyecto de ley que se someterá a votación en los próximo meses.

(Foto: Instagram Wanda Nara)

(Foto: Instagram Wanda Nara)

De aprobarse la propuesta, el actual presidente de la FIFA, el italiano Gianni Infantino, daría un cambio radical en lo que respecta a la ley de representantes de los futbolista en relación a su antecesor, Joseph Blatter, quien abrió todos los candados en 2015 para que cualquier persona se convirtiera en agente.

A continuación se detallan los seis puntos que contempla la propuesta de la FIFA y la FEAA:

1. Los representantes de los jugadores deberán presentar periódicamente exámenes, alinearse a las normas por categoría y presentar cursos de actualización. Los familiares también deberán cumplir con lo anterior para poder ser representantes.

2.  Deberán transparentarse las comisiones que se lleva cada agente en los traspasos que efectúan.

3. Se establecerá un tope en los salarios y comisiones de todos los representantes de futbolistas. Esto evitaría que agentes como Mino Raiola y Jorge Mendes ganen cifras estratosféricas por los traspasos de los jugadores que representan.

(Foto: Especial)

(Foto: Especial)

4. Si se establece un tope salarial, los agentes también deberán contribuir económicamente al fondo de solidaridad de la FIFA. Al momento solo los clubes aportan al organismo el 5% de cada venta que realizan.

5. La FIFA establecerá una estancia de compensación que registrará todas las operaciones y le permitirá vigilar todos los reportes entre clubes, jugadores y representantes y cualquier traspaso o negociación, lo que daría paso a nuevas medidas.

6. Habrá candados en las sumas que reciben los agentes en los traspasos de futbolistas que aún son menores de edad, así como también en quiénes podrán ser representantes de menores para evitar cualquier tipo de explotación.

De aprobarse esta iniciativa, los actuales representantes y los que aspiran a serlo deberán cumplir con estos lineamientos.