Rate this post

El menor de 10 años que mató a puñaladas a su padre para que dejara de golpear a su madre en México no enfrentará un procesamiento criminal.

En medio de un ataque a la mujer el pasado domingo, el niño agarró un cuchillo e hirió a su padre en el pulmón izquierdo, en la vivienda de la mujer en el municipio Paraíso, en el estado mexicano de Tabasco.

“Estoy cansado de que le pegues a mi mamá, no lo sigas haciendo, por favor”, habría dicho el menor a su progenitor antes de emprenderla contra él.

El hombre, identificado como Higinio “N”, de 35 años, murió antes de llegar al hospital, a donde vecinos los trasladaron.

Luego de que saltara la duda de si el menor enfrentaría acusaciones por el hecho, la vicefiscal Aureola Rodríguez dijo al diario El Universal que el niño “es inimputable, tan solo por su corta edad de 10 años; nada, es un niño que no responde por sus actos jurídicamente”.

De acuerdo con la funcionaria, el jovencito es considerado también una víctima de los ataques de su padre.