Rate this post

Seúl – Corea del Sur.- El secretario de Defensa de Estados Unidos, Mark Esper, descartó, este viernes, que la decisión de encargar a Google Corp. la renovación de los sistemas informáticos de El Pentágono haya sido tomada de conformidad con criterios políticos.

 

El pasado mes de octubre, el Departamento de Defensa entregó a Microsoft, la propietaria de Google, un contrato a 10 años, por 10.000 millones de dólares, para la creación de una novísima plataforma, que permitirá almacenar datos en línea.

 

Amazon.com Inc., una de las compañías que compitió con Google Corp. en el proceso de licitación, criticó el voto de confianza a favor de la empresa de Bill Gates, asegurando que esa resolución tenía tintes políticos.

 

Aunque Jeff Bezos, fundador de Amazon, ha sido atacado, de manera frontal, por el presidente Donald Trump, Mark Esper aseguró, en rueda de prensa desde Seúl, Corea del Sur, que la decisión “fue realizada de manera libre y justa” y que en ningún momento hubo “influencia externa”.

 

La aclaratoria del Secretario de Defensa se produjo un día después de que Andy Jassy, presidente ejecutivo de Amazon Web Services, asegurara que resulta difícil, para cualquier oficina o ministerio del Gobierno estadounidense, entregar un contrato, de manera objetiva, cuando el Presidente denigra públicamente a uno de los postulantes.

 

Ante la duda razonable, Amazon impugnará la decisión de El Pentágono. Esa movida había sido anticipada por expertos y por consultores, después de que Donald Trump se burlara del deseo de la compañía por quedarse con el proyecto.