Yemen.-  Cinco combatientes de la red terrorista Al Qaeda murieron en lo que al parecer fue un misil lanzado por un dron estadounidense en Yemen el domingo, dijeron jeques de tribus locales.

Añadieron que los combatientes viajaban en la región de Saúd, en el distrito Rowan de la provincia central de Marib, en el centro del país, cuando un misil alcanzó su automóvil convirtiéndolo en una bola de fuego. Hablaron a condición de anonimato por temor a represalias.

Yemen degeneró en el caos tras el alzamiento de 2011 como parte de la Primavera Árabe en que fue depuesto el gobernante autoritario Ali Abdullah Saleh, ahora aliado con rebeldes chiíes que ocupan gran parte del norte del país y luchan contra su sucesor. Una coalición prosaudí ha estado combatiendo en contra de los rebeldes y las fuerzas aliadas a Saleh desde marzo de 2015.

Al Qaeda se ha aprovechado del caos reinante para conquistar territorio y ampliar sus operaciones en Yemen, un país empobrecido cerca de las rutas estratégicas del comercio petrolero.

 Tres miembros de operaciones especiales del ejército estadounidense murieron el miércoles y otros dos resultaron heridos cuando fueron atacados en el suroeste de Níger, informaron autoridades de Estados Unidos.

Los dos heridos fueron trasladados a Niamey, capital de Níger, y se encuentran estables, agregaron los funcionarios, los cuales no están autorizados para hablar en público, por lo que lo hicieron bajo condición de anonimato.

Los comandos, que formaban parte de las Fuerzas Especiales del Ejército de Estados Unidos también conocidas como Boinas Verdes, fueron atacados probablemente por milicianos de Al Qaeda en el Magreb Islámico, de acuerdo con los funcionarios.

En un comunicado, el Comando de Estados Unidos en África indicó que las fuerzas estadounidenses se encontraban en un patrullaje conjunto con elementos nigerinos al norte de Niamey, cerca de la frontera con Mali, cuando fueron agredidos.

Los elementos norteamericanos están en Níger para proporcionar capacitación y ayuda en materia de seguridad a las fuerzas armadas nigerinas en su labor contra los extremistas, agregó el Comando.

La Casa Blanca indicó que el presidente Donald Trump fue notificado sobre el ataque el miércoles por la noche mientras viajaba a Washington desde Las Vegas. Trump acudió a esa ciudad de Nevada para reunirse con las víctimas del tiroteo del domingo, además de rescatistas y doctores.