Rate this post

Caracas.- Al menos cuatro venezolanos murieron y 28 permanecen desaparecidos luego que el bote en el que viajaban camino a Curazao se hundiera, según informaron las autoridades venezolanas.
“Encontramos los cuerpos sin vida de cuatro personas, dos damas y dos caballeros”, dijo por su parte Regnal Lugin, vocero del Cuerpo Policial de la isla caribeña, en entrevista a Noticias Curazao.

Según José Montano, director regional de Protección Civil de Venezuela, dos personas consiguieron nadar y alcanzar la costa de la isla.
El suceso ocurre justo cuando está vigente un cierre de fronteras con Aruba, Curazao y Bonaire decretado por el presidente venezolano, Nicolás Maduro, quien aduce que existen mafias dedicadas al contrabando de minerales, piedras preciosas y comida.
Lugin indicó que podría tratarse de personas que “trataron de entrar de forma ilegal” a Curazao, una isla que es territorio de Holanda, a 31.07 millas (50 km) de la costa noroccidental venezolana.
Antes de encontrar los cuerpos y los restos de la lancha que se estrelló, habían sido detenidos dos hombres indocumentados en una zona cercana.

“Una ola inmensa partió la lancha en dos”

Según medios venezolanos, la lancha zarpó de las costas de Falcón, en el noroeste de Venezuela, con una veintena de emigrantes, lo que aún no fue confirmado oficialmente.
“Les llegó una ola inmensa y partió la lancha en dos. De paso que tenía exceso de pasajeros”, dijo a AFP un familiar de una de las víctimas, que pidió no ser identificado.

“No fue un crimen, sí es un accidente grave que sucedió (…). Hay patrullas vigilando constantemente para ver si hay más cuerpos o sobrevivientes”, acotó el vocero policial.
Lugin aseguró que fiscales del Ministerio Público harán las autopsias para determinar la causa exacta de la muerte, en tanto se investigan las circunstancias del accidente.