Rate this post

Mirave – Perú.- Una avalancha de lodo y rocas, causada por las intensas lluvias caídas en los Andes, arrasó con el pueblo de Mirave,  ubicado al sur de Perú, causando la muerte a un niño de cuatro años y destruyendo al menos 300 casas, según información de autoridades locales.

 

El cuerpo del niño fue recuperado tras el paso del alud por el poblado que cuenta con unos 5.000 habitantes y está próximo a la ciudad de Tacna, frontera con Chile, país que también ha sufrido daños por las últimas precipitaciones.

 

Los deslizamientos también provocaron la caída de un puente de la carretera Panamericana en la provincia de Moquegua, y ya  han dejado al menos 10 muertos en las últimas dos semanas.

 

«Estamos hablando de seis personas muertas en este fenómeno», dijo el presidente peruano Martín Vizcarra a la televisión este domingo y en alusión a las víctimas de los últimos dos días.

 

Las otras cuatro víctimas son tres niñas que murieron junto a su padre hace 10 días en Ancash, 400 km al norte de Lima, cuando su casa fue arrasada por una avalancha de lodo.