Rate this post

El vicesecretario de Justicia de Estados Unidos, Rod Rosenstein, habilitó al fiscal especial del Departamento de Justicia para investigar las denuncias de que un exjefe de campaña del presidente Donald Trump conspiró con el gobierno ruso.

Este detalle se incluyó en un documento judicial presentado el lunes en la noche por el fiscal especial Robert Mueller para defender el alcance de su pesquisa.

Paul Manafort, que dirigió la campaña de Trump a la Casa Blanca durante partes de 2016, ha desafiado la autoridad de Mueller y pidió a los jueces que desestimaran una acusación en su contra.

Pero en su documento judicial, Mueller desveló un informe del pasado agosto en el que Rosenstein especificó denuncias que estaban en el ámbito de la investigación. Entre ellas hay una que indica que Manafort trabajó con funcionarios del gobierno ruso para interferir en la elección presidencial de 2016.

Ninguno de los cargos que enfrenta actualmente Manafort incluye una supuesta coordinación con el Kremlin.