Rate this post

Houston.- A medida que los estadounidenses escuchan más historias de niños llorando y suplicandomientras están separados de sus padres en la frontera sur de Estados Unidos, ven más fotos de las jaulas en las que están detenidos y observan cómo los legisladores y las agencias de la Administración Trump regatean sobre la semántica y demoran una votación, están cada vez más dispuestos a decir: “Basta”.

El público está opinando con sus billeteras, y el resultado en Facebook acumula ya más de $19 millones de dólares en 7 días.

Esta semana, cuando la pareja de California formada por Charlotte y Dave Willner se dispusieron a recaudar $1,500 dólares para la organización RAICES, que paga los bonos y honorarios legales de padres y niños separados en la frontera, no tenían idea de la tormenta de acción que provocarían con su campaña de recaudación de fondos en Facebook.

“Independientemente del partido político, muchos de nosotros estamos angustiados por la separación de los niños de sus padres en la frontera”, dijo Charlotte Willner en un comunicado del miércoles. “No todos podemos estar en primera línea para ayudar a estas familias, pero al apoyar RAICES, podemos hacer algo que solo lleva menos de un minuto, y colectivamente tener un impacto”.

La campaña, nombrada “Reúne a un padre inmigrante con su hijo”, ha recaudado (a nuestro cierre de edición)  $ 19,532,954 dólares de $25,000,000 – recaudados por 498,409 personas en 7 días.

Para una organización sin fines de lucro y local, acostumbrada a pasar desapercibida con lo que equivale a un cambio suelto para realizar su propósito, estar ahora frente a los millones que ingresan para ayudar a reunir a los niños separados de sus padres en la fronteraes un regalo del cielo.

A reunir a las familias inmigrantes

Según la directora de educación, promoción y desarrollo de RAICES, Jenny Hixon, cada centavo se utilizará para ayudar a reunir a las familias inmigrantes, representarlas ante los tribunales y facilitarles la ayuda mientras se encuentran en suelo estadounidense.

La organización utilizará los fondos para reforzar dos programas en particular, dijo Hixon. El Proyecto de Representación Legal, Abogacía y Educación ayudará a proporcionar representación universal para los niños inmigrantes no acompañados en Texas, en esencia, para los niños que son sacados de sus padres en la frontera. El Family Reunification and Bond Fund pagará las fianzas de los adultos detenidos hasta que puedan ser juzgados, a veces por meses o incluso años. Las fianzas se fijan en un mínimo de $1,500 dólares y típicamente son de $5,000 a $10,000 dólares por persona.

RAICES, con sede en San Antonio, ha estado en la vanguardia de la batalla de la inmigración durante más de 30 años. Hixon dijo que aunque ahora se está destacando el tema, los centros de detención y las estructuras tipo jaula que aparecen en las noticias ahora han estado presentes por años.