Rate this post

«Sueño con jugar la final y poder levantar la Copa. Cada vez que llega un Mundial se hace más fuerte. Por eso el llanto de 2014«, reconoció Messi en una entrevista concedida a América TV. El astro argentino y sus compañeros son conscientes de «lo difícil que es ganar una Copa del Mundo, y quedar tan cerca es muy doloroso«, aseguró el 10 de la Albiceleste.

NO SE OBSESIONA

Pese a las altas expectativas que despierta Argentina para un Mundial que arranca el próximo 14 de junio y que podrás seguir en Telemundo Deportes, Messi vive ajeno a todo ello. «Noto las ganas de la gente de que seamos campeones y de que a mí se me dé. Pero intento vivir el día a día y no quemar etapas. Me mantengo al margen de lo que se dice del mundial y de todo lo deportivo«, agregó la «Pulga».

Aquella final perdida en la prórroga ante Alemania no solo trajo llanto y dolor a Messi, también una lección: «El fútbol está lleno de sorpresas y no siempre gana el mejor. Aprendí a convivir con que no siempre se puede ganar«.